Diferencias entre crear una empresa y crear una startup

Actualizado: 18 jul

Hoy en día es más común escuchar la palabra startup cuando se habla de emprendimiento, pero
¿Cuál es la diferencia con una empresa?
¿Es mejor crear una startup?

Lo primero que debemos de pensar si queremos crear una startup es ¿Qué tanta escalabilidad tiene esta idea? ¿La puedo lanzar en otros países?.


La escalabilidad es uno de los factores más importantes cuando hablamos de crear una startup, este tipo de empresas se enfoca en crear valor a los usuarios de una manera masiva.


Imaginemos que tenemos una idea de crear una cafetería o un restaurante, esto no tendría alta escalabilidad y no se consideraría una startup ya que lleva mucho tiempo y mucho esfuerzo crear mas sucursales.


Sin embargo si cambiamos nuestra idea y ahora queremos crear un software que utilicen todas las cafeterías y restaurantes para que puedan operar de una manera más efectiva y además les pronostique la demanda a través de inteligencia artificial para que puedan hacer compras con sus proveedores más efectivas, eso si tendría una alta escalabilidad, sería mucho más fácil llegar a más restaurantes en diferentes ciudades y en diferentes países, siempre y cuando le estes solucionando algo real al restaurante y tu producto le este agregando valor.


Este ejemplo nos sirve para saber que en cualquier industria se puede crear una empresa o una startup, y no es que una este mejor que la otra, simplemente es identificar cuál es la que más me gusta y si estoy dispuesto a arriesgarme más entre una u otra.


Riesgo

El riesgo es un factor que nunca no los vamos a poder quitar al 100% cuando emprendemos cualquier idea, pero emprender una empresa o una startup es muy diferente a nivel de riesgo.


El riesgo de crear un startup es realmente alto, y eso lo debemos de saber y entender todos los emprendedores que queremos crear una startup, es por eso que nos tenemos que preguntar ¿Qué tanto riesgo puedo soportar? y si estoy en una etapa de mi vida que puedo arriesgar un poco más.


Lo que siempre recomendamos a los emprendedores que quieren crear una startup es que se pongan en una posición donde puedan soportar riesgo.


Quizá tu estas trabajando para una empresa y tienes responsabilidades económicas que tienes que cubrir, lo ideal sería que ahorres un tiempo para que puedas tener el recurso suficiente para poder arriesgarte alrededor de 6 meses a 1 año sin estar preocupado por las cuentas que se deben pagar.


Por otro lado puedes ser un estudiante que todavía no tiene muchas responsabilidades económicas y puedes arriesgarte demasiado, esa es una muy buena posición para poder iniciar tu emprendimiento.


Si estas en una posición dónde tienes muchos compromisos económicos y sobre todo tienes muchas deudas a corto plazo, este no sería buen momento para emprender. Lo que te recomendaríamos es salir cuanto antes de esas deudas con un salario estable (puedes empezar a trabajar en una startup y ahí vas a aprender mucho sobre este ecosistema) y empezar a organizarte financieramente para poder salir lo más rápido de tus deudas y te puedas poner en una posición dónde puedas soportar riesgo.


Si no sabes todavía cómo identificar cuál es tu nivel de riesgo te recomendamos tomar el plan de pre incubación completamente gratis dónde podrás identificar tu posición de riesgo y aprender mucho más del emprendimiento.


Inversión

Tanto las empresas como las startups regularmente inician con los ahorros propios o los de alguien que te tenga suma confianza pero cuando hablamos de financiar en una mayor escala nuestros emprendimientos las fuentes de financiamiento empieza a tomar diferentes rumbos.


Para esto tenemos que hablar del venture capital, esta industria que está correlacionada con los emprendimientos de alta escalabilidad y de alto riesgo.


Es una ventaja para todos los emprendedores que quieren crear una startup que exista está industria, ya que los fondos de venture capital invierten en proyectos que tengan muy alto riesgo. En finanzas se conoce como "a mayor riesgo mayor rendimiento", y la estructura de estos fondos los hace especialmente para tomar riesgos muy altos en cada una de sus inversiones.


Es por eso qué, es de suma importancia entender si estoy emprendiendo realmente una startup o estoy emprendiendo una empresa tradicional.


Uno de los errores mas frecuentes que cometen los emprendedores es ir con fondos de venture capital a pedir inversión y no estar creando realmente una startup, además que como emprendedor debes de saber muy bien cómo crear un mínimo producto viable y empezar a tener primera tracción para que puedas ser un buen candidato para que inviertan en tu startup.


Las empresas de lo contrario se van por fuentes de financiamiento más tradicionales como los prestamos bancarios.


Sin duda alguna el crear una startup es un camino que no es del todo fácil, por eso te recomendamos que te asesores de gente que está en la industria, que preguntes a otros emprendedores ¿Qué hicieron? y ¿Qué errores cometieron? para que tu no pases por esos errores nuevamente, nuestra incubadora de startups esta conformada por emprendedores que han pasado por una experiencia real de emprendimiento y los conocimientos que puedes obtener de las experiencias de otros emprendedores son realmente invaluables.


Te invitamos a que des el primer paso de tu camino emprendedor con nuestro plan de pre incubación y sigas tu camino en cualquier de nuestros programas que te ayudarán a llevar tu idea a la realidad.

151 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo